Bicentenario de la independencia colombiana ¡Coca-Cola FEMSA también celebra con la Lata Bicentenario!

Como símbolo de orgullo por Colombia, nuestra empresa nos sorprende con la nueva Lata Bicentenario. Todos somos la independencia. Todos hacemos la historia.

#JuntosSomosOrgullo

Hace 200 años el ejército patriota comandado por el comandante Simón Bolívar culminaba la incesante lucha por la independencia de Colombia. Hace 200 años nuestro país finalmente obtuvo la independencia de España. Hace 200 años muchos dieron su vida en las batallas de Boyacá y del Pantano de Vargas. Hace 200 años, gracias al valor y la dignidad se empezó a formar nuestra nación, nuestra hermosa República de Colombia. Es por eso que Coca-Cola FEMSA como símbolo de orgullo, crea la Lata Bicentenario de Colombia.

Por eso estamos de fiesta. Conmemoramos el bicentenario del proceso de independencia nacional, una gesta militar, social, política, cultural y territorial que se desarrolló entre 1819 y 1823. Pero también es momento de reflexión, de repensar quiénes somos y qué nos hace colombianos, cómo vivimos nuestras costumbres y forjamos nuestras tradiciones cada día, cuál es la identidad de país y qué queremos territorio queremos dejarle a las nuevas generaciones.

Somos la suma de nuestros paisajes. Somos lo que comemos. Somos nuestras risas. Somos la cumbia, el vallenato, los gaiteros, la guabina y el bambuco. Somos nuestra diversidad de fauna y flora. Somos todos los climas y pisos térmicos. Somos lo que bebemos. Somos todos los colores de piel. Somos nuestras familias. Somos nuestras historias y chistes. Somos los que nos levantamos todos los días a trabajar por el país.

Coca-Cola FEMSA también es Colombia, ha acompañado a los colombianos en todos los momentos y en todos los rincones. Ha sido parte de festejos, ferias, festivales, reinados, reuniones, homenajes, campeonatos y premiaciones, expediciones y alegrías. No podríamos no estar presentes para celebrar este bicentenario, una fecha histórica muy significativa para todos. Una fecha para tomar en nuestras manos la lata conmemorativa de los 200 años de independencia y, orgullosamente, ¡brindar por Colombia!

Coca-Cola siempre ha estado presente. Es parte esencial de la familia colombiana. Es cada camión que recorre las carreteras montañosas…  y visita cada orilla remota del país. Es cada operador que entrega las canastas de gaseosa en una puerta. Es cada una de las manos que se aseguran del embotellamiento. Es el trabajo de innumerables repartidores que recorren nuestra patria sin respiro. Es el quehacer de un equipo de miles de personas que hacen posible que una botella esté puesta sobre la mesa… para acompañar nuestra comida típica.

Esos camiones rojos desde el amanecer acompañan el café tempranero esa taza humeante que despierta al mundo entero. Esos camiones que se mueven gracias a que crecimos a punta de agua de panela. Esas gaseosas que acompañan la arepa, paisa, santandereana, de maíz pelao, caleruna. Que siempre van bien con un calentao, las medias nueves o las onces con un pandeyuca, pandebono o almojábana, con un pastel gloria, un envuelto de mazorca o una empanada con harto ají.

Sí, en Colombia donde come uno, comen dos y comen todos. Siempre se le puede echar más agua a la sopa. Con una Coca-Cola siempre es bueno un sancocho de pescado o cualquiera de las sopas del altiplano cundiboyacense: el ajiaco, el cuchuco, el cocido boyacense, el puchero bogotano… Y ni qué decir de combinarla con una lechona huilense, unas achiras o una buena fritanga. Emparejamos de la mejor forma una yuca frita, una mazorca con mantequilla y sal, una morcilla, un chunchullo o las papas criollas… o saladas.

Nuestras gaseosas siempre han formado parte de la familia colombiana: de la carne oreada santandereana, la bandeja paisa, las marranitas, aborrajados y el sancocho valluno. Hacen equipo perfecto con el cuy pastuso, la ternera a la llanera o un plato del clásico pescado frito con patacón y arroz con coco. Coca-Cola FEMSA es Colombia, es pez piracurú del Amazonas, arequipe, ñame, chontaduro, bocadillo con queso, merengón, postre de natas, oblea y cocada.


Colombia es sinónimo de celebración, del orgullo del amarillo, azul y rojo. De brindar por los triunfos del fútbol y de llorar de alegría y amor por Egan Bernal, nuestro gran campeón del Tour de Francia. Somos Colombia, somos la añoranza y el trabajo por la paz.

Somos camello duro. Siempre salimos adelante. Somos un solo país, una empresa, unos objetivos comunes, miles de hombres y mujeres trabajadores que ponen el despertador para ir a trabajar. Para entre todos lograr que cada camión rojo recorra rutas empinadas, llanos infinitos, las costas y llegue hasta los picos con frailejones para llevar una gaseosa. Toma en tu mano nuestra lata bicentenario:

¡Salud! ¡Qué viva el bicentenario de la independencia!


También te puede interesar:

Coca-Cola FEMSA en alianza por la educación integral y de calidad para niños de la Mojana Sucreña, Colombia.

El Sistema Coca–Cola devuelve a la naturaleza más del 100% del agua utilizada en la producción de sus bebidas en Colombia.

Coca-Coca FEMSA lanza lata de colección por el 500 Aniversario del Puerto de Veracruz.

 

Be the first to comment

Deja un comentario